Oficinas

ProMéxico


Productos mexicanos

La exportación de agave mexicano

El tequila forma parte de la oferta que México tiene para exportar productos diferenciados en el mercado internacional, gracias a que nuestra geografía permite el desarrollo de una planta muy generosa, el agave mexicano.

La cadena productiva agave - tequila genera actualmente 60.000 empleos directos a escala nacional. Entre los ocupados en este sector hay 17.500 agricultores, quienes cultivan 100.000 hectáreas de agave mexicano en 181 municipios de cinco estados del país.

El tequila tiene gran aceptación a nivel mundial y se ha convertido en una fuente de negocios de gran alcance. Además factores como la eliminación de impuestos de exportación y aranceles de importación en diversos países hace más fácil para los productores convertirse en proveedores indiscutibles de esta bebida en los mercados de todo el mundo.

De acuerdo con el Consejo Regulador del Tequila, A.C. esta industria tiene un crecimiento sostenido del 9% en los últimos doce años. En 2009 se produjeron 249 millones de litros de tequila, de los cuales 136.4 millones se destinaron para su comercialización en más de 100 países del mundo. La exportación total registrada el año pasado es similar a la de 2008, mientras que la venta al exterior de tequila 100 por ciento agave mexicano aumentó en 3.9 por ciento, al pasar de 35.9 millones a los 37.3 millones de litros.

Para octubre del 2010 la producción de tequila es de poco más de 200 millones de litros y se espera que las exportaciones lleguen a los 140 millones de litros. El 79% del tequila de exportación llega a E.U. y tiene un gran potencial pues los proveedores del tequila se encuentran presentes en más de 100 países.

Uno de los factores de capital importancia para la comercialización internacional del tequila es su denominación de origen (DOT) que establece los requisitos necesarios para que una copa de este líquido pueda llamarse tequila.

Tiene que ser creado con agave weber tequilana, que se cultiva en un área alrededor de 3.6 millones de hectáreas que abarca el estado de Jalisco y algunas zonas de Guanajuato, Michoacán, Nayarit y Tamaulipas. Sin embargo no solo tiene que utilizarse esta variedad específica de agave pues también tiene que ser hecho allí.

El Consejo Regulador del Tequila fue creado por la industria en 1994 para fortalecer el prestigio de la bebida y regular el cumplimiento de la Denominación de Origen. Se asegura de que el tequila se produce de acuerdo a las especificaciones de NOM-Tequila para la auténtica certificación de sus productos. Cuenta con oficinas en Washington, Madrid, Bruselas y Shanghái. Desde estas ubicaciones internacionales el Consejo Asegura que la Denominación de origen sea respetado en todo el mundo y que el nombre “tequila,“ sea solo utilizado por los productos certificados.

La humedad y el clima de tierras de altura son mejores que las inferiores y mucho más favorables para la obtención de un buen agave mexicano. Tierras de altura superior como Atotonilco, El Alto, Arandas, Tepatitlán y Jesús María. Sin embargo algunas regiones más bajas producen un excelente agave como Tequila, Amatitlán, Arenal y Magdalena.

México es la capital mundial del tequila, pero las posibilidades de ofrecer más productos de agave mexicano no terminan, pues tenemos el jarabe, la miel de agave en sus presentaciones de regular y orgánica y finalmente la inulina que es el principal fructano del agave, utilizada como probiótico y fuente de fibra, tiene alta demanda principalmente en Europa y alcanza un precio comercial de hasta 7 euros el kilo.